UPP: Unidad de limpieza superficie de paneles superior e inferior

UPP: Unidad de limpieza superficie de paneles superior e inferior

Cuando se barnizan los cantos de un panel plano, esta operación crea una «superposición» que se extiende a lo largo de 1 cm aproximadamente sobre la superficie del panel plano. Con un radio de curvatura determinado en un canto, la «superposición» se encuentra en un lado, pero en algunos casos el radio está presente en ambos lados del panel, tanto en el superior como en el inferior. Esto significa que es necesario gestionar 2 superposiciones. Esta superposición consiste en un exceso de barniz que recubre una sección periférica de la superficie plana, a menudo de melamina.

Es necesario eliminar esta superposición, ¿cómo se hace?

Las máquinas pueden estar dotadas de una cinta abrasiva (de longitud suficiente para cubrir toda la anchura del panel) o puede haber presente una lijadora aguas abajo de la polimerización. Como la melamina es relativamente blanda respecto al barniz UV polimerizado excedente, se produce un desgaste irregular de la cinta abrasiva, que deberá cambiarse con frecuencia y antes de que se consume por completo. Además, para contrarrestar la resistencia de esta superposición, las empresas pueden verse obligadas a utilizar una lijadora especial con almohadillas, con un coste suplementario. Independientemente de la solución adoptada, el lijado para eliminar la superposición es un problema y comporta costes indeseados.

La manera más simple de evitar el uso de una máquina de lijado especial o de correr el riesgo de que la cinta abrasiva se desgaste demasiado es eliminar el exceso de barniz UV antes de la polimerización. Este objetivo puede alcanzarse con nuestra unidad de limpieza para superficies, una solución patentada. Provista de rodillo de acero, que gira en sentido inverso al del panel durante el tránsito en la máquina, esta unidad patentada elimina el exceso de barniz y permite efectuar el lijado sin problemas. De este modo, la cinta abrasiva se desgasta de forma homogénea y no se necesitarán instrumentos adicionales para efectuar el lijado después de la polimerización. Esto contribuye a evitar daños potenciales, como las microfisuras superficiales, que con el tiempo producen problemas de infiltración.

Además, una de las ventajas principales de este enfoque es el ahorro en términos de consumo de barniz. Eliminando el exceso de barniz antes de la polimerización y reciclando el producto los usuarios pueden obtener un ahorro significativo, además de una reducción de los costes debida a las operaciones de lijado que se pueden evitar, como hemos mencionado anteriormente.


Filtrar por categoría